EL VECINAL


Correos:
blogelvecinal@gmail.com
manuelivanrios@gmail.com

Teléfonos:
celular: 988505011
fijo: 42-2631649

lunes, 20 de febrero de 2017

Bulnes (CHILE), lunes 20 de febrero de 2017

FINAL DIGNO Y FELIZ PARA LA TRILLA A YEGUA SUELTA DE BULNES






Capataz de la trilla Oscar Urrea








Dueño de la trilla Orlando Figueroa baila un corrido


Reina de la Mora de Pueblo Seco también bailó su corrido

Concejal Juan Pablo Roa (primer plano), bailando su corrido









A eso de las 19,30 horas concluyó la trilla a yegua suelta, ocasión en que los caballares pudieron descansar luego de varias horas dando vueltas en la hera.
El capataz de la trilla Oscar Urrea dio por concluida la trilla e invitó a las autoridades y a los bailarines a pasar al centro de la hera para dar inicio a la ceremonia de clausura de esta brillante trilla 2017.
El conjunto Rayencaben fue el encargado de ofrecer los tres pies de cueca que se bailaron en el centro de la era, para luego proceder a descubrir el barril con vino que se encontraba en el centro del trigo.
El alcalde de la comuna Jorge Hidalgo acompañado del concejal Roa, fue el encargado de ofrecer el brindis e invitar a los presentes a beber del vino que estuvo varias horas bajo las gavillas de trigo mientras se trillaba.
A petición de los presentes, el conjunto Rayencaben procedió a tocar unos correteados para que se formara la fiesta, dando con ello un digno final a la trilla a yegua suelta más grande de Chile.
Luego ya en el escenario principal, el conjunto bulnense Los Larquinos dio inicio al show de la noche, el que al cierre de esta edición aún se desarrolla en el recinto de la trilla.

AGREDIDOS A RAMALAZOS CAPATAZ DE LA TRILLA Y CONCEJAL JUAN PABLO ROA

Oscar Urrea, capataz de la trilla baja de la ambulancia en el hospital

Mientras se encontraban a eso de las 21,30 horas compartiendo en la cocinería oficial luego de terminada la trilla junto a unos amigos, el capataz de la trilla Oscar Urrea y el concejal Juan Pablo Roa fueron agredidos a ramalazos por dos vecinos.
A consecuencia de ello el capataz de la trilla Oscar Urrea recibió un ramalazo en la cara y el concejal Juan Pablo Roa dos ramalazos en espalda y costillas.
Luego de la agresión los autores se dieron a la fuga del lugar, razón por la cual no fueron detenidos por Carabineros cuando llegó al lugar a adoptar el procedimiento, sin embargo el concejal Roa reconoció a los agresores como 2 funcionarios de Gendarmería, uno perteneciente al penal de Bulnes y el otro al de Chillán.
Posteriormente el capataz y concejal tuvieron que concurrir al hospital a constatar lesiones y ratificar la denuncia ante Carabineros.
Un hecho que si bien es cierto es grave, no logra empañar el éxito de la trilla porque la jornada es mucho más que un hecho aislado.