EL VECINAL


Correos:
blogelvecinal@gmail.com
manuelivanrios@gmail.com

Teléfonos:
celular: 988505011
fijo: 42-2631649

martes, 19 de abril de 2016

Bulnes (CHILE), martes 19 de abril de 2016

LA FOTOGRAFÍA DEL RECUERDO DE BULNES, CHILE


Posta atlética de la escuela de Tres Esquinas en noviembre del año 2010

ESSBIO DECIDIÓ COMPENSAR A LOS VECINOS DE BULNES DESCONTANDO SIETE DÍAS DEL SUMINISTRO DEL MES DE ABRIL


La reunión donde Essbio daría a conocer la compensación ofrecida a los usuarios de Bulnes con motivo de la emergencia por la turbiedad del agua, se había programada para ayer a las 15,30 horas en la sala de concejo municipal, pero el alcalde hizo una jugada maestra y la cambió a su oficina donde solo asistió un concejal, seguramente con la finalidad de arrogarse para él lo que había solicitado el concejo en pleno el pasado miércoles 13 de abril.
En el transcurso de la reunión el subgerente zonal cordillera  René Henning de Essbio, anunció que la empresa había decidido compensar a la comunidad bulnense descontando 7 días del consumo de agua del mes de abril, debido a la emergencia que se vivió cuando un estanque elevó agua con elementos extraños a los domicilios, la que se mantuvo por una semana.
Esta compensación la realizó Essbio a petición del concejo municipal y en forma voluntaria, ya que normalmente esto ocurre cuando interviene la justicia o el sernac.

LA DIRECTIVA DEL CLUB COMERCIO DETERMINÓ NO PARTICIPAR DE LA COPA ESSBIO ESTE AÑO


El Club deportivo Comercio de Bulnes decidió no participar en la versión 2016 de la Copa Essbio. Esto obedece a un análisis realizado por el directorio del club de algunos temas muy importantes para el buen y normal desarrollo de la participación. Varios de estos aún no estaban definidos con claridad.
En los 2 años de participación nos encontramos con las siguientes cifras:
190 niños participantes
176 partidos jugados
48 jornadas realizadas
24 viajes a distintas ciudades
740 goles convertidos
12.000 personas movilizadas
1 campeonato
1 vicecampeonto
4 terceros lugares
2 goleadores de categoría
2 valla menos batida
1 mejor arquero del campeonato.
Y lo principal niños felices jugando el deporte que les gusta y conociendo la región.
Una determinación difícil y dolorosa para quienes aman el deporte y disfrutan trabajar con niños.

El club hace un agradecimiento especial a los padres y apoderados a quienes conocieron, trabajaron y compartieron felices esa oportunidad que les entregó el Deporte.

CORREOS AL DIRECTOR

¡Hola Vecinal!, ¿qué tal?

Vecinal, lo que te sucedió con el hijo del dueño de la exdiscoteca bufalo no te debe extrañar, si molestar, porque es una agresión verbal y amenazas (esto último un delito), pero no le puedes pedir peras al olmo. Cuando alguien tiene en su ADN genes agresivos, y si a ello le sumas poquísima, pero casi nada de buena crianza, NADA QUE HACER, solo evitar estos especímenes. Te entiendo que es muy desagradable y da impotencia enfrentarse a un sujeto tan insolente, sin  respeto, pero la calma tenemos que ponerla nosotros, y rogar por esta clase de personas que son capaces de hacer daño y que están en todas partes, te los encuentras como se dice "a la vuelta de la esquina". Nuestro país está así, teñido de negro, el "cielo azulado" que canta nuestro himno nacional desapareció hace muuuuuuuucho tiempo.
Vecinal, no vale la pena apenarse por estas cosillas, son gajes de tu oficio. Hay que tomarlas como de quién vienen, y no va a ser la última. Animo.
 ¡Svrsvm corda!

uvebe

NOTA DE EL VECINAL: Ayer tomó contacto con el Director de el vecinal el padre de este jóven, quién pidió las disculpas correspondientes por el exabrupto de su hijo.

OTRO CORREO

Preocupación por proyectos termoeléctricos en la región:

Sr. Director:

Junto con saludarle, quería manifestar la preocupación que tiene Comité Bulnes Sin Termoeléctricas acerca de la cantidad de proyectos termoeléctricos que pretenden instalarse en la futura Región de Ñuble, al alero de la red del Gasoducto del Pacífico, que incluyen las comunas de Bulnes, Cabrero y Pemuco.
En primer lugar, destacando que en los tres años de lucha que llevamos, que esta situación fue advertida por el comité, y que para el caso de Bulnes no estamos hablando sólo de una central de 640 MW (que sería la más grande del país), sino que la empresa a cargo, Biobíogenera, ya ha manifestado públicamente su intención de instalar otra de la misma magnitud.
A esto hay que sumar que esta empresa en el Foro Eléctrico del Sur, sucedido el 2013 en Concepción, donde presentaban las dos centrales como un solo proyecto de 1.140 MW, también agregaba que para la cantidad de gas que pretenden traer desde el Terminal GNL Penco-Lirquén, habría capacidad para 900 MW en otros proyectos.
Que todos estos proyectos sumados a los de Cabrero y Pemuco, atentan contra la estrategia de desarrollo de la futura Región de Ñuble, que es eminentemente agroalimentaria, lo que ha significado el apoyo del Comité Ñuble Región hacia nuestra causa.
Que de la misma forma, el Consejo Regional en pleno, rechazó con amplias mayorías tanto al Terminal GNL Penco-Lirquén como a la Central El Campesino, por ser contrarios a la Estrategia de Desarrollo Regional de la actual Región del Biobío.
Finalmente, denunciar que las políticas emanadas desde el Ministerio de Energía, que pretenden transformar  la región en “capital energética”, son contrarias a todas las formas de desarrollo propias de las comunidades, condenando el sector a transformarse en zona de sacrificio, tal como pasa en Coronel, o en Cabrero con siete termoeléctricas aprobadas.
Porque el futuro de Ñuble es ser potencia agroalimentaria: Bulnes Sin Termoeléctricas.

Andrés Maximiliano Parada Flores
15.157.529-3

Vocero del Comité Bulnes Sin Termoeléctricas


Vecinos de Coyanco en Quillón se preparan para formar una Brigada de  Bomberos.


Durante años  vecinos de la localidad de Coyanco, sector ubicado a 4 kilómetros al poniente del área urbana de Quillón,  se vienen reuniendo para tratar de concretar la iniciativa de crear una nueva compañía de Bomberos, según nos cuenta una de las vecinas promotoras de la iniciativa Rubyth Panguinamun.
Este  grupo de 5 personas  hace 4 años que estan luchando para concretar este proyecto que es una Brigada de Bomberos para así prepararse  y ser parte se la 4ta. Compañía de Bomberos Coyanco Quillón.
Después de  muchas reuniones y preparación, llegó el gran día realizar una presentación como futura Brigada junto a  Bomberos de Quillón para dar a conocer la labor que realizan, lo que ocurrió el sábado 16 en la sede de Coyanco..
“Así, de esta manera, damos el vamos para seguir con todo y cumplir con el anhelado sueño de ser parte de esta noble institución”, agrega Rubyth Panguinamun.


LICEO INSUCO DE CHILLÁN INVITA A SU JORNADA DE POESÍA DEDICADA A GONZALO ROJAS


En el contexto de una nueva versión de Chillán Poesía, que en esta oportunidad estará dedicado a la figura de Gonzalo Rojas en el marco de la celebración de los cien años de su nacimiento. Se realizará en el liceo una jornada que tendrá como principales invitados al cantautor Chinoy y a las poetas Damsy Figueroa y Verónica Zondek. Lo anterior está programado para día viernes 29 de Abril desde las 10:00 hrs. para todos los interesados en participar de la actividad.

COMITÉ BULNES SIN TERMOELÉCTRICAS Y LA OPINIÓN DE UN INVESTIGADOR

El estafador negocio de las termoeléctricas

(Investigación) Es un hecho de la causa, que las compensaciones, regalos y ofertones que las Termoeléctricas ofrecen, a cambio de; construir un gigante bueno, que no contamina, que no afectará la biodiversidad biológica, que no cambiará el uso de los suelos agrícolas, que no afectará la salud de las personas, que no afectará los cursos de agua etc, es una estrategia muy antigua, que los ambientalistas denominan “comprar conciencias” Lo que se traduce como “Si me ayudan de tal manera que mi bolsillo, o mi familia se vea beneficiada en lo inmediato, la Termoeléctrica es buena”…Sin embargo esa ayuda se acaba, pero el daño se prolonga por varias generaciones, en otras palabras, los regalitos no son por lo buenos que son estos caballeros, todo lo contrario, son para tapar el tremendo perjuicio que producirán para siempre en nuestra comuna.
Nadie regala algo bajo el adjetivo de “compensación”, si no está por realizar una actividad que perjudicará a algo o alguien, y eso es fundamental comprenderlo antes de hipotecar el futuro de toda la comuna.
LA COMPENSACIÓN: Definición. Es un modo de extinguir las obligaciones que tienen lugar, cuando una persona o entidad está en deuda con la otra, o cuando se está por realizar una acción cuyos efectos son indeseables o perjudiciales para el otro, o para varias personas.
Para ejemplificar la siniestra metástasis de las Termoeléctricas, ya que para sus dueños, el negocio de la energía es muy rentable, recordaremos que en la comuna de Cabrero, región del Bío Bío, hay seis termoeléctricas en funcionamiento, cinco de ellas en la localidad de Charrúa, quienes en su oportunidad recibieron compensaciones como –pavimentos, plazas, libros, paraderos, arreglo de escuelas y otras regalías-, sin embargo hoy en día no hay NADIE CONTENTO CON ESTOS GIGANTES CONTAMINANTES. (Los regalitos se acabaron hace mucho, y los puestos de trabajo no pasaron de los 25, claro que estamos hablando de operarios altamente calificados y profesionales expertos, lo que dejó a los habitantes de Cabrero y Charrúa mirando para la carnicería)
La realidad actual es dura y cruda.
Los habitantes denuncian dolores de cabeza, aguas contaminadas, animales enfermos, disminución drástica de los cultivos, y además una gran baja de los precios de los bienes raíces. (Nadie quiere vivir en una comuna o localidad con una Termoeléctrica) Hoy la empresa Terra Cabrero busca iniciar la construcción de una séptima termoeléctrica en el sector de La Quinta, pero los vecinos apoyados por el alcalde de Cabrero, ganaron un recurso de reclamación que retrasó su implementación. Sin embargo, el litigio continúa.
Dos semanas después del terremoto del 27 de febrero de 2010, el país quedó a oscuras desde TalTal a Chiloé. Un transformador de electricidad se sobrecalentó. El desperfecto se produjo en la Subestación Charrúa, que transforma la energía que recolecta de las termoeléctricas e hidroeléctricas que abastecen al Sistema Interconectado Central (SIC) para transmitirla hacia el norte, a través de torres de alta tensión.
Los vecinos de la localidad de Charrúa, que pertenece a la comuna de Cabrero, Región del Bío Bío, escucharon hablar por primera vez de su importancia para el desarrollo energético del país en los medios de comunicación. Pero aún muy pocos saben que esta comunidad de 2.000 habitantes alberga cinco termoeléctricas (la sexta está en la misma comuna, pero en El Progreso) y que a cien metros de algunas de ellas hay familias que las detestan.
UN RELATO PARA PENSAR
Sentada en un banquillo de madera, la Señora Gladys Valdebenito (67) limpia las callampas que sus hijos recogen con mucho sacrificio en los bosques, mientras ve a sus nietos jugar en su patio, donde sólo hay tierra. En la localidad de Charrúa no hay casas con jardines, ni plazas verdes. Un auto pasa por el camino de tierra y deja una nube de polvo. En su familia hay cuatro adultos y tres niños, que viven gracias al trabajo de su yerno en las minas del norte. La mayoría de los hombres de la comunidad debe emigrar a otros lugares para conseguir un empleo, mientras las mujeres recolectan moras en verano y hongos en invierno. Demás está decir que la pobreza ataca fuerte, y que las Termoelectricas no ayudan, ni ponen comida en la mesa, tampoco entregan salud, y eso hace que la Señora Gladys, ya no viva tranquila y que su vida sea sólo algo triste y sin retorno.
Gladys
Cabrero es una comuna de casi 30.000 habitantes que destaca por su conectividad. Tiene salidas directas hacia todas las grandes ciudades de la región: Concepción, Chillán y Los Ángeles, debido a su proximidad con la ruta 5 sur. Por lo que es un lugar ideal para distribuir la energía por medio de torres de alta tensión y cableado eléctrico que nacen de la Subestación Charrúa.
Esta subestación fue su primer contacto energético en la década del 40, administrada por Endesa. Hoy está en manos de la empresa Transelec y es una de las seis termoeléctricas que hay en la comuna que funciona con gas: cinco en el sector de Charrúa y una en El Progreso.
“La gente cree que las termoeléctricas van a mejorar su calidad de vida, los representantes de las empresas hacen muchas promesas, después viene una decepción, porque luego del año o 2 años de construcción quedan cesantes y llegan a trabajar profesionales con título especialistas en esa cosa, y aquí la gente no tiene esos estudios”, cuenta Julio Aillón, presidente de la junta de vecinos de Charrúa.
La vivienda de Jacinto Soto (65) comienza a vibrar y pareciera que un terremoto va a destruirla, el
ruido de las turbinas, similar al despegue de un avión, golpea como un martillo en su cabeza. Su casa está a 500 metros de la central termoeléctrica Los Pinos y a 300 de Transelec y Santa Lidia.
 Gigante
El paisaje que se observa desde su casa son torres de alta tensión que han aumentado a medida que se instalan más termoeléctricas en la zona y ese paisaje es el que cubrirá la comuna de Bulnes, pues cientos de gigantescas torres serán las encargadas de transmitir la energía hasta la zona norte, que es el destino de esta electricidad, y NO BULNES.
 El Señor Soto nos dijo que “odia la termoeléctrica y sus torres”, porque las jaquecas no lo dejan dormir y debe ir al médico para que le recete calmantes. Sus vecinos se quejan de los mismos malestares, mientras miran las grietas que se han formado en sus casas desde que llegaron las termoeléctricas, y añoran el tiempo en que no existían y podían ir a bañarse al Canal Zañartu, (donde hoy las empresas vierten sus desechos), sin que en esos tiempos su cuerpo tuviera reacciones alérgicas.
 Silvia Ortiz (65) vive junto a su madre de 90 años y a su hermana de 64, que sufre de taquicardias. Las tres viven con la pensión asistencial de su madre de aproximadamente $150.000. Los árboles frutales que tenía antes de la llegada de las centrales ya no dan frutos, su parrón sólo tiene un par de hojas verdes. Cuando las termoeléctricas funcionan al mismo tiempo durante las noches, encuentra una neblina seca sobre los árboles. “El material particulado que sale de la chimenea de la termoeléctrica viaja un poco, al caer se deposita en las hojas de la vegetación y esa capa de polvo impide que la planta haga una fotosíntesis completa”, nos explicó el colega Edmundo Claro, Licenciado en medio ambiente de la Universidad Adolfo Ibáñez.
 En el sector rural de Charrúa, los campesinos denuncian que sus animales se enferman por beber aguas contaminadas de los canales donde las centrales vierten sus desechos, además de las eternas lluvias que acidifican los ríos y canales, por lo que deben gastar en medicamentos casi todos los meses. “En la feria nos rechazan los animales, porque dicen que están enfermos y los matan. Perdemos todas nuestras ganancias, esto no pasaba antes de que llegaran las termoeléctricas”, relata Javier Rosales, agricultor de la zona.
 Una más
La Quinta es un sector rural de Cabrero donde cada casa se distancia de la otra por uno o dos kilómetros. A diferencia de Charrúa, todo es verde y las viviendas son construcciones de buena calidad. El plano regulador de la comuna mantiene a este sector como habitacional y a la vez industrial, lo que según los vecinos despertó el interés de la empresa Terra Cabrero para levantar una central de biomasa, que genera energía a través de la combustión de madera y es menos contaminante que las que usan petróleo. El principal problema para la localidad es que utilizará 33 litros de agua por segundo, 118 metros cúbicos de agua al día, el doble de lo que consumen los 30.000 habitantes de Cabrero. Aquí nuevamente queda demostrado, que los problemas que acarrean las Termoeléctricas y sus industrias derivadas, son simplemente una pesadilla de la que no se puede despertar.
 Christian Alarcón, presidente de la junta de vecinos de La Quinta, decidió protestar. Unido con sus vecinos, redactó informes y observaciones para presentar al SEA. Intentaron dialogar, hicieron observaciones en una participación ciudadana y pidieron un estudio de impacto ambiental. Pero no fueron escuchados, nada pasó.
 UN ENGAÑO A LA GENTE
 “Todos estos proyectos parten al revés, compran el terreno, primero hacen el proyecto, después ven cómo lo implementan y al final le preguntan a la gente qué piensa”, dice Alarcón, ingeniero en ejecución en maderas, y asegura que quiere evitar lo que le pasó a sus vecinos de Charrúa, quienes, según él, a pesar de estar en desacuerdo con las centrales, no reclaman porque no cuentan con los recursos para protestar.
Un proyecto de cancha de fútbol, cortinas y estufas para la escuela son los principales aportes que las termoeléctricas han hecho a la comunidad de Charrúa para cumplir con sus estrategias de responsabilidad social. La última donación fueron seis paraderos, pintados de color verde, donde para el único bus que tiene la comunidad y que hace sólo cinco recorridos al día. Por el camino perpendicular al paradero, de frente al columpio y al resbalín para los niños, pasan camionetas de los funcionarios de las empresas y todo se convierte en polvo.
 En Bulnes existe mucha gente en contra de la Termoeléctrica, y también mucha que está a favor, sin embargo, y aunque nadie está obligado a saber, ni ser experto en estas industrias, llama la atención que quienes están a favor, no utilicen el criterio, ni las experiencias de las ciudades que cada cierto tiempo salen en TV protestando contra estas Centrales. -En Coronel descubrieron la presencia de 5 tipos de metales en la sangre de estudiantes de enseñanza básica, y ya se estableció que 4 de ellos son generados por la Termoeléctrica de Coronel.
 LOS OPINANTES
 Luego de analizar las peculiares opiniones de quienes creen que la Termoeléctrica traerá progreso a Bulnes, no podemos más que asumir que; o no entienden los complejos procesos y devastadoras consecuencias que trae consigo una Termoeléctrica, o sencillamente buscan protagonismo a toda costa, en una comuna que no se los ha dado.
 Por último, la estrategia mentecata y ridícula de hacer pensar a la gente que decir NO a la Termoeléctrica es ayudar a la “riquería de Bulnes”, nos da un ejemplo claro de la ignorancia predominante, ya que esto no es un problema de estratos sociales, es un problema ambiental, y social, que trasciende y es transversal a todas y todos los habitantes de la comuna de Bulnes.
 Hoy en día Bulnes está por ser marcado con una fea cicatriz, ya que las Termoeléctricas sobreviven a las personas, (son para siempre) y no es posible que personas que se dicen profesionales, y que incluso son candidatos a concejales, estén a favor de la instalación de un gigante grosero, inmundo y contaminante como lo es una Termoeléctrica.
 Es de esperar que en unos años más, cuando alguien le pregunte ¿de dónde es?, y usted conteste ¡de Bulnes!, no lo asocien con una Termoeléctrica, en lugar de una Camelia.
(Las Camelias también mueren con la lluvia ácida)
 IVÁN QUINTANA